Los mercenarios son los únicos que no cambian en Cuba

27 Abr

IMG_0946 

Por M. H. Lagarde

Nacido desde el más profundo y orgulloso oficialismo revolucionario para contrarrestar a un supuesto periodismo ciudadano sustentado en premios injustificados o en encuentros organizados por torturadores y criminales de reconocido prestigio internacional, el blog Cambios en Cuba podría definirse como un blog de batalla.

Sin embargo está claro que, tras las revelaciones hechas por Wikileaks de algunos cables fechados en la SINA, o el testimonio fotográfico publicado en sus páginas del servilismo imperial de los mercenarios insulares, no queda ya mucho que descubrir.

Desarmados de argumentos y verdades que defender, para colmo, el enemigo ha optado por la cínica estrategia de descubrirse así mismo. Por lo que no resulta nada extraño que los jefes en Washington saquen la cara públicamente por algunas de las marionetas en las que han invertido nadie sabe, a ciencia cierta, cuántos cientos de millones de dólares.

Como ya he dicho en otras ocasiones, el ataque hacia Cuba a través de los blogs no es nada nuevo. Una variación, a tono a los tiempos que corren, de la campaña mediática que se inició a pocos días del triunfo de la Revolución

usando como pretexto el fusilamiento de los esbirros y asesinos de Batista. De la Operación Verdad emprendida entonces por el gobierno revolucionario hasta hoy, puede decirse que si algo ha cambiado son los medios tecnológicos utilizados para difamar y satanizar a Cuba.

El trabajo sucio que entonces, además de las agencias de prensa internacionales, realizó Radio Swan y hasta no hace mucho la mal llamada Radio Martí, ahora se ha intentado traspolar al último grito de las comunicaciones: Internet.

Se trata de hacer creer que supuestos “testigos” o presuntos periodistas ciudadanos en la Isla, denuncian, gracias a la “magia” instantánea de las nuevas tecnologías, la represión existente en el régimen “dictatorial y totalitario” cubano.

Ya sabemos, como se hizo público recientemente durante las elecciones en Irán o en el caso de la toma de una plaza en Libia, cuán “instantáneas” y “ciudadanas” resultan ser dichas redes sociales cuando las verdades se montan en escenografías emplazadas a miles de kilómetros de donde en realidad ocurren los hechos.

El experimento de las infalibles redes sociales, que puede haber resultado en otras latitudes que nada tienen que ver con la geografía social cubana, no creo que tenga el menor éxito en nuestro país, a pesar de la fascinación, real e inventada, que tratan algunos teóricos de endilgarle a las llamadas redes, las cuales en realidad, la mayoría de las veces, no son más que redes ficticias.

Por otro lado, tratar de engañar a los cubanos con trucos propagandísticos baratos no solo ha resultado bien difícil hasta ahora, sino que lo será en el futuro. No se debe olvidar que el Maine explotó el 15 de febrero de 1898, a las 9 y 40 de la noche, en la rada habanera y que su explosión desató la primera campaña mediática del imperio, si es que el imperialismo, como dijo Lenin, apareció en su más actualizada versión por esos días.

Yo, que hace unos años, me entretuve en escribir una novela sobre el tema, sé que no hay mucha diferencia entre los métodos utilizados por Hearst durante la llamada guerra hispano-cubano-americana y los utilizados recientemente en guerras como la de Irak u otros conflictos internacionales más recientes.

Ayer como hoy, la mentira y la tergiversación de los hechos a favor de los intereses de los propietarios de los grandes medios de difusión -que no son otros que los dueños y señores del capital mundial-, sigue siendo el eje central de la política editorial de la llamada prensa libre occidental.

Si algo ha cambiado, como ya dije, ha sido la tecnología a través de la cual esa dictadura del engaño fabrica e impone al resto de la ciudadanía mundial sus mensajes.

Si hoy un moderno Remington le reprochara, via sms, a los nuevos Hearst la falta de hechos que contar, estos últimos le responderían: “Tú saca el celular, que nosotros pondremos la represión y la guerra”.

Volviendo al blog, con sus altas y bajas, durante algo más de tres años, Cambios en Cuba ha tratado de poner al descubierto el nada original accionar de los mercenarios y sus amos que, por lo visto, son los únicos, en Cuba, que se empeñan en no cambiar.

El blog nunca hubiera sido posible sin la colaboración de muchos amigos, entre los que se destacan el fallecido caricaturista, Tomás Rodríguez Sayas, Tomy, el preguntón Hatuey, los caricaturistas de Palante, José Luis y Lacoste, o ese valiente y excelente periodista cubano, radicado en Miami, llamado Edmundo García.

Con la ilusión de que el enemigo consiga reclutar mercenarios mejores capacitados, con la suficiente ética para no trastocar piedras en balas e inventar asesinatos de diplomáticos en las calles habaneras, o de hacer creer que unas analfabetas funcionales organizan cada cierto tiempo nada menos que “tés literarios”, Cambios en Cuba mantendrá, como hasta ahora, sus entradas abiertas.

En cuanto a los cambios en Cuba, los reales, esos que ocurren todos los días y que son muchos y sin dudas seguirán siendo, los lectores, como han hecho hasta ahora, podrán seguirlos perfectamente ya sea por el periódico Granma o, desde una perspectiva más intimista y humana, en las bitácoras de muchos de los blogueros aquí presentes.

Anuncios

10 comentarios to “Los mercenarios son los únicos que no cambian en Cuba”

  1. DDT abril 27, 2012 a 3:01 pm #

    LO MISMO CON LO MISMO

  2. elchago abril 27, 2012 a 4:09 pm #

    En un escrito sobre Girón se hace patente que al final de ambos lados había buenos y malos y de paso que muchos tuvieron que moldear sus intereses muy particulares a un interés más común…
    Para muchos defender a Cuba de una invasión patrocinada y financiada por USA, ese era su más noble interés, no el de defender el socialismo recién anunciado en Cuba, pero bueno al defender su suelo de una agresión de paso quedaba como un apoyo directo al Gobierno recién declarado socialista. De los brigadistas o mercenarios o como se les quiera catalogar, estaban muchos que querían liberar a Cuba de un comunismo que no existía en esos momentos pero que además era mal visto por una propaganda insistente en sus negatividades, muchos venía a recuperar quizás los privilegios perdidos pero otros tantos no venía a luchar por los privilegios de nadie ni para poner a Batista al mando de nuevo(quizás fueron muy ingenuos y de ahí que se lanzaran a la aventura). Pero en fin después de ese hecho, quedó una historia de un lado y otra de otro. Según las editoriales oficiales de Cuba todos apoyaron de forma incondicional ese socialismo y la muestra fue el apoyo al Gobierno en los días de Girón. Según los del otro bando ante ese hecho hay una frustración por el doble engaño, el del Gobierno USA y el del supuesto apoyo multitudinario del pueblo cubano.
    Hoy hay un hecho, el gobierno USA abiertamente dice que aportará recursos financieros para derrocar el gobierno cubano, lo que ellos llaman instaurar la democracia, no creo que sus intereses sean sanos pero solo saliendo del gobierno totalitario de Cuba se puede instaurar una real democracia, no la de ellos , ni de la de nadie, quizás una nuestra bien autentica. Y bajo ese hecho el Gobierno cubano se arroga, con ejemplos reales que no se pueden negar, la autoridad para desacreditar a todo aquel cubano que no haga las criticas o los señalamientos bajo sus reglas, entre las cuales están nunca cuestionar a las figuras históricas, ni al PCC como organización y otras más.
    Y es ahí donde se pierde la esencia, ni todos los que no ven en el gobierno cubano una solución son mercenarios, ni todos los defensores a ultranza de ese gobierno lo hacen por principios, sino por oportunismo barato y las pocas prebendas que puedan recibir.
    Y pierde el pueblo que ya hace mucho no tiene poder de participación en el gobierno, incluso ni de crítica real y directa, sino bajo unas reglas y espacios impuestos por el propio gobierno.
    Las cosas se debería arreglar más que nada desde adentro y con los de adentro, pero el gobierno cubano no tiene interés en eso si al final puede salir perdiendo en el proceso. Y los agentes externos pues no ayudan mucho pues con su actuar muchas veces ante el pueblo cubano, engañado o no, pierden la oportunidad de ganar credibilidad

    • adminblogazoxcuba abril 27, 2012 a 7:32 pm #

      Chago, tu comentario no se ajusta en lo absoluto al tema que se está abordando en el evento…

      • elchago abril 27, 2012 a 9:02 pm #

        Y tu o ustedes no tiene muchas neuronas o las tienen sin conexión entre si.
        Este post enuncia que los blogs críticos al sistema de gobierno cubano por cubanos dentro y fuera de la isla es una estrategia más del gobierno USA para derrocar el gobierno Cubano, que son los mismo intereses con herramientas actualizadas.
        No analizan objetivamente que eso es verdadero en parte pero que del lado del gobierno cubano se han acumulado aciertos pero muchos desaciertos que contribuyen al uso de la tecnología para denunciarlos por no existir medios tradicionales para hacerlo desde dentro. Como siempre mezclando todo para crear desde ya un enunciado de o te unes o eres malo y te vamos a joder, lo mismo que predica la política agresiva de USA.
        En fin los mercenarios no han cambiado y los dogmáticos defensores de la revolución tampoco, por eso hablé de Girón como un hecho con varias lecturas, las nuevas tecnologías y el uso de ellas es un hecho, la lectura que hace el escritor del Post, es muy parcializada

Trackbacks/Pingbacks

  1. Falencias de un encuentro | Red Protagónica Observatorio Crítico - abril 30, 2012

    […] se encuentra en la segunda palabra? Ah, no, es que la misma frase de periodismo ciudadano, ya le da picazón a Lagarde, al que le parece un engendro de la CIA. No sólo les parece natural esta restricción del tipo de […]

  2. Un #BlogazoxCuba | El blog de La Polilla Cubana - abril 30, 2012

    […] https://blogazoxcuba.wordpress.com/2012/04/27/los-mercenarios-son-los-nicos-que-no-cambian-en-cuba/ […]

  3. BlogazoxCuba: Un evento para recordar. « cybermambi - mayo 3, 2012

    […] Los mercenarios son los únicos que no cambian en Cuba de  Manuel Lagarde. […]

  4. Falencias de un encuentro « Blogazo X Cuba - mayo 4, 2012

    […] se encuentra en la segunda palabra? Ah, no, es que la misma frase de periodismo ciudadano, ya le da picazón a Lagarde, al que le parece un engendro de la CIA. No sólo les parece natural esta restricción del tipo de […]

  5. Lo que creo haber visto del evento BlogazoxCuba, Matanzas 2012 « Acerca de Cuba, por josepcalvet - mayo 14, 2012

    […] Los mercenarios son los únicos que no cambian en Cuba de  Manuel Lagarde. […]

  6. Polémica en torno al Encuentro de Blogueros, BlogazoxCuba « Blogs cubanos - mayo 20, 2012

    […] Los mercenarios son los únicos que no cambian en Cuba de  Manuel Lagarde. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: